Antinfeccioso

antinfeccioso

VACUNAS ANTINEUMOCÓCICAS EN EL ADULTO

¿Se puede prevenir la infección por neumococo en el adulto?

La neumonía en los adultos representa una importante causa de mortalidad en el mundo, hay varios agentes patógenos que pueden producir infecciones de las vías respiratorias inferiores, la principal causa identificada se debe a la neumonía neumocócica, causada por la bacteria Streptococcus pneumoniae o neumococo; la transmisión de esta bacteria es de persona a persona por gotitas provenientes del tracto respiratorio y menos frecuente por autoinoculación. Algunas condiciones ambientales pueden favorecer la transmisión y la incidencia de enfermedad, entre ellas, las estaciones frías, las infecciones virales del tracto respiratorio y algunas comorbilidades como la inmunosupresión, enfermedades cardiovasculares, pulmonares, hepáticas y renales crónicas y la asplenia. La neumonía es la forma más frecuente de presentación de las infecciones por neumococo en la edad adulta, sin embargo también puede producir otras infecciones graves como la enfermedad neumocócica invasiva, que es aquella cuando el neumococo invade sitios estériles como la sangre, la pleura o el líquido céfalo raquídeo, siendo una importante causa de morbilidad y mortalidad.

Existen dos (2) vacunas para prevenir la infección por Streptococcus pneumoniae en los adultos; una polisacárida de 23 serotipos (PPV23) y otra conjugada de 13 serotipos (PCV13).

La Vacuna Polisacárida (PPV23): contiene 23 serotipos responsables del 85-90% de las enfermedades neumocócicas, está indicada en todos los adultos mayores de 65 años, en todos los adultos menores de 65 años que tengan alguna condición de riesgo como; fumadores, enfermedades cardiacas, pulmonares, hepáticas, renales crónicas, diabéticos, pacientes con asplenia, en pacientes con infección por el virus de VIH independientemente de su nivel de linfocitos CD4, en pacientes con leucemia, linfomas y cualquier otra enfermedad que le ocasione inmunosupresión. No se recomienda en el embarazo, ya que no existe experiencia sobre potenciales efectos teratogénicos. Se recomienda una o dos dosis. La desventaja que tiene esta vacuna es su pobre poder de inmunidad a largo plazo, los niveles de anticuerpos declinan a los 5 a 8 años después de la vacunación, no tiene protección de rebaño y la exposición a una segunda dosis no genera el efecto deseado.

La Vacuna Conjugada (PCV13): contiene 13 serotipos responsables del 60 a 70% de las enfermedades neumocócicas del adulto. Tiene las mismas indicaciones que la PPV23. Tiene la ventaja que produce una muy buena, efectiva y duradera inmunidad, efecto protector de rebaño y excelente respuesta inmunogénica después de una 2da dosis.

El Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP) para el 2015, recomienda: En adultos de 65 años o más que no han sido vacunados, colocar primero la PCV13 y a los 6.12 meses colocar la PPV23, logrando una buena inmunidad y protección con todos los serotipos responsables. El 4 de septiembre ACIP recomienda colocar PCV13 y al año PPV23. En los adultos de 65 años o más que ya han sido vacunados con la PPV23, se recomienda esperar 1 año para colocar la PCV13.

Los pacientes menores de 65 años que ya recibieron PPV23, se recomienda esperar 1 año para colocar la PCV13 y luego a los 6 a 12 meses otra dosis de PPV23 y que hay pasado al menos 5 años de la primera dosis. En pacientes de alto riesgo que no hayan sido vacunados, se recomienda colocar primero la PCV13 y a las 8 semanas colocar la PPV23. En los pacientes de alto riesgo que ya recibieron la PPV23, se recomienda esperar 1 año para colocar la PCV13 y a las 8 semanas colocar la PPV23 y que haya pasado al menos 5 años de la primera dosis.

Referencias:

Adult Immunization 2014: Refinements and Clarifications. February 04, 2014

Centers for Disease Control and Prevention. Vaccines. July, 31 2014

Vacunaciones en los Adultos. Asociación Panamericana de Infectología. API 2015

Adult Immunization Retake: Lost Opportunities for Protection, Shared Responsibility. February 25, 2014

Adult Immunization . Naghavi M, et al. Lancet. 2015; 385: 117-171

Centers for Disease Control and Prevention (CDC). ABCs Report: Streptococcus pneumoniae, 2012

Conference on Vaccines, Fernández, et al. 3rd ESCMID. 2015

Dra. Yelitza Castillo Tovar
Médico Internista – Infectólogo
www.cdc.gov/vaccines
www.vacuven.com.ve

Top